miércoles, 11 de junio de 2014

Personajes célebres. Santos Dumont ( I )



Como decíamos en la anterior entrega,  en ésta veremos algo sobre  Santos Dumont, que fue considerado en su tiempo como el padre del vuelo, e insertaremos una canción dedicada a Dumont interpretada por Pedro Infante.

En setiembre de 1898, el brasileño Alberto Santos-Dumont realizó su primera ascensión en globo sobre el cielo de París. Tal globo tenía la forma de un cigarro puro de unos 27 metros de longitud rodeado de seda protegida por un barniz. El globo se inflaba con hidrógeno y era impulsado por un pequeño motor de gasolina de casi cuatro caballos.

Los fabricantes de globos decían que la vibración del pequeño motor destrozaría la “nave” y acabaría con la vida del intrépido Dumont ya que, además de esto, vaticinaban que el hidrógeno se inflamaría ocasionando una explosión. Dumont no les hizo el mínimo caso y anunció que despegaría desde el Jardín Botánico, que a la sazón era un lugar céntrico parisino. Como es de suponer, acudió una gran muchedumbre que, atónita, contemplaba las maniobras del piloto elevándose por el aire ¡Por fin el hombre podía volar!

Pero de repente se oyó la voz de un niño que exclamó: “¡Se ha roto!”.

En efecto: la bomba de aire falló, lo que produjo que la envoltura de seda se doblase por la mitad. Dumont quedó flotando en el aire sin dirección sobre un prado en el que había unos niños jugando con cometas. Cuando las cuerdas del globo tocaron tierra, Dumont gritó a los niños que las agarraran y que corriesen en dirección contraria al viento, lo mismo que hacían con sus cometas. Así lo hicieron, con lo que el “aeronauta” se libró de la muerte.

Sea como fuere, lo indudable es que este hombre había volado y que había dirigido y gobernado su globo, aunque fuese por pocos minutos.

Antes de esta hazaña, Santos Dumont, que era un rico hombre brasileño hijo de uno de los magantes del café de aquel país, era una persona muy conocida en París. Muchas madres deseaban y querían ver a sus hijas montadas en su lujoso automóvil. Se le apreciaba sobre todo porque era una persona sencilla y cándida. Además era muy trabajador, ya que pasaba mucho tiempo en su taller trabajando sobre su invento.

Construyó el globo esférico más pequeño que pudiera imaginarse. Lo llamó “El Brasil”.

Era aficionado a las lecturas de Julio Verne, lo que le inclinó a hacer globos de juguete soñando que alguna vez podría  volar.

Una vez terminados sus estudios de forma brillante en la universidad de Río de Janeiro, convenció a su padre para que lo enviase a París con el objeto de estudiar aeronáutica. Decir que Dumont había nacido en 1873, y por aquellos años de estudiante en París, 1890-1900, ya había algunos inventos importantes tales como carruajes sin caballos, aeróstatos, autotriciclos y algunos más.

No obstante, Santos Dumont quedó un poco asombrado porque, a pesar de los inventos citados, en París no había un dirigible entre la gran cantidad de globos que allí existían.

Como les decíamos al principio, escuchen  a Pedro Infante en una canción dedicada a Santos Dumont. La acompañamos de unas imágenes.

Continuará.
video



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog