martes, 18 de octubre de 2016

Recordando la Historia. La república marxista ( X X I V )



Y seguimos con la influencia soviética sobre la II República española que, como ya hemos dicho varias veces, se sigue omitiendo por los “historieteros” de ahora.  


Como ya sabrán, Wenceslao Carrillo Alonso, padre del criminal y asesino Santiago Carrillo Solares, colaboró con Segismundo Casado para sublevarse contra el dominio comunista y acabar con la contienda. Formó parte del Consejo Nacional de Defensa en los últimos días de la guerra.


Transcribimos a continuación el párrafo final de la carta que le escribió su hijo, renegando de su progenitor. Dice así:

“Cada día es mayor mi amor a la Unión Soviética y al gran Stalin, a los que vosotros odiáis y calumniáis precisamente porque han ayudado a España de una manera constante a través de toda nuestra lucha. 

El odio de vuestra cuadrilla caballerista-trotskista al Partido Comunista de España, a la Unión Soviética y al gran Stalin es una prueba más del formidable papel jugado por éstos en la lucha del pueblo español por su libertad. 

Cuando pides ponerte en comunicación conmigo olvidas que yo soy un comunista y tú un hombre que ha traicionado a su clase, que ha vendido a su pueblo. Entre un comunista y un traidor no puede haber relaciones de ningún género. Tú has quedado ya del otro lado de las trincheras. 

No, Wenceslao Carrillo, entre tú y yo no puede haber relaciones, porque ya no tenemos nada en común, y yo me esforzaré toda mi vida, con la fidelidad a mi Partido, a mi clase y a la causa del socialismo, en demostrar que entre tú y yo, a pesar de llevar el mismo apellido, no hay nada en común. 

Por vuestra traición la República española ha sido batida, pero la lucha no ha terminado. Por el esfuerzo del pueblo Franco caerá, los obreros y campesinos, unidos a todos los demócratas, con el Partido Comunista a la cabeza, restaurarán de nuevo la República popular, pero jamás ni bajo la dominación fascista ni después de nuestra victoria olvidarán vuestra infame traición. 

Santiago Carrillo”

De un sujeto que reniega de su padre por cuestiones políticas, poco se podía esperar. Las imágenes que insertamos son las de Wenceslao Carrillo, y las tropas de Casado frente al edificio de Nuevos Ministerios de Madrid, último reducto de los comunistas. El distintivo de esta tropa era un brazalete blanco

Vean el siguiente vídeo.


Continuará.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog