lunes, 21 de julio de 2014

Dipsomanía




Como ya sabrán, esto que tenemos ahora que, según dicen, es un gobierno, pretende multar a los padres de los menores que se emborrachen, o que ingresen en los servicios de urgencias de los hospitales por el mismo motivo. Según D. Francisco de Asís Babín Vich, Delegado Nacional para el Plan sobre Drogas,  “hay una dejación de la tutela efectiva por parte de los padres o tutores”.

Lo primero que habría que decirle a este señor, es que si no estaba o padecía dipsomanía cuando dijo semejante cosa. En caso de que no fuera así, entonces habría que decirle que es un ignorante, porque tal parece que desconoce las leyes al respecto que ellos, los políticos que, dicho sea de paso, son todos iguales desde 1982 para acá, elaboraron para impedir que los padres, “padras”, madres y “madros” tomasen cartas en el asunto para evitar lo que ahora es inevitable. Como muestra de esto que decimos, ahí tenemos la última moda: el “slimming”, que consiste, como ya sabrán, en introducir bebidas alcohólicas fuertes por la vagina, en el caso de mujeres, o por el ano en el caso de hombres, y el “eyeballing”,o introducción de dichas bebidas por los ojos.

Cuando usted habla, señor Babín de baba, de que “hay dejación de tutela por parte de los padres o tutores”, ¿a qué se refiere? ¿A la “tutela” que ejerce un padre al que si se le ocurre imponer un castigo a su hijo no dejándole salir con sus “coleguis” de fiesta, automáticamente el juez de turno juzgará a dicho padre por “malos tratos” y lo meterá en la cárcel? ¿O será esa otra clase de “tutela” del hijo que denuncia a sus padres, ordenando el juez correspondiente el alejamiento del hijo “maltratado”? ¿Con qué moral un padre va a “tutelar” a sus hijos, si ustedes los políticos han dictado unas leyes que impide que esos padres puedan educar a sus hijos como Dios manda?

Si usted, y su partido, quieren verdaderamente corregir esto, y otras cosas más graves, lo que tendrían que hacer es derogar ciertas leyes que todos sabemos. Pero, claro, para esto hay que tener dídimos.

Además, su desnortado, híbrido e injertado partido, probablemente se encontraría con elementos pertenecientes al mismo que se opondrían a la derogación de esas leyes que todos 
conocemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog