lunes, 17 de julio de 2017

A los inmortales de la RAE. Liminal y liminalidad


Como y saben, estamos dedicando varias entregas con el objeto de ver  significados y definiciones de palabras que, aunque no vengan en el Diccionario de los “inmortales” de la RAE, se usan corrientemente. También veremos palabras inglesas de uso común que, obviamente, no vienen en dicho Diccionario, aunque muchas sí se admitieron en su día, tales como chip, bit, golf, sándwich, etc. Sin embargo,  hay otras, como veremos en sucesivas entregas, que ni figuran ni se admiten.


Como ya sabrán, dichos “inmortales” (pedante calificativo copiado de Francia) tienen por misión «fijar las voces y vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad, elegancia y pureza». De aquí nació el Limpia, fija y da esplendor, aunque sobre este lema hay mucho que discutir. Hoy veremos las palabras liminal y liminalidad.

Según el Diccionario de dichos “inmortales”, la etimología y acepciones de la palabra subliminal, son:

"De sub- y el lat. limen, -inis 'umbral'.
1. adj. Psicol. Que está por debajo del umbral de la consciencia.
2. adj. Psicol. Dicho de un estímulo: Que por su debilidad o brevedad no es percibido conscientemente, pero influye en la conducta".

Curiosamente, los inmortales no admiten “liminal” ni “liminalidad”.

La primera palabra es un adjetivo que se usa en psicología, que significa que se puede percibir por los sentidos, o que está dentro del campo de lo que se puede percibir de forma consciente.

La segunda, liminalidad, que también proviene de “limen”, expresa ambigüedad, incertidumbre, etc, lo que hace que cuando se defina algo puede llevarnos a la desorientación, a la mentira, al embaucamiento, etc.


La verdad es que no entendemos muy bien la actitud de dichos “inmortales”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog