domingo, 18 de mayo de 2014

Cuba: 55 años de privilegios, represión y engaños ( 1 4 )



La empresa mixta en Cuba

La empresa mixta ha sido utilizada durante mucho tiempo y en muchos países. No es, como piensan algunos, una creación del sistema castrista. Lo que sí es un invento del gobierno cubano, es la forma en que estas empresas se instalan en la isla.

Para empezar, sola y únicamente es el gobierno quien decide el sector donde se va a hacer la inversión, y también es el gobierno quien escoge al socio. A pesar de la propaganda del régimen, en casi todos los sectores de la economía cubana actúan este tipo de empresas, con el único objetivo de inyectar capital foráneo.

El procedimiento es el siguiente: el patrocinador cubano (un ministerio, una empresa estatal, un organismo oficial, etc), pide permiso al Ministerio de Inversión Extranjera para iniciar las conversaciones con el posible inversionista. Éste, después de un sin fin de estudios, revisiones de cláusulas legales, informes, etc, aún debe contar con el beneplácito del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. 

Una vez superados estos dos organismos, es cuando se constituye la empresa ante notario y aquí empiezan los problemas para el inversor. Se emiten cartas, reglamentos, leyes, normas, etc que les indican un montón de prohibiciones.

A continuación viene el verdadero problema: el de los pobres trabajadores cubanos. Éstos son enviados por la agencia empleadora, que a su vez depende del organismo patrocinador estatal. Estos trabajadores son investigados a través de los Comités de Defensa de la Revolución, para saber su grado de fidelidad al régimen. En el caso de que hayan trabajado anteriormente en otras empresas, se solicita información al Partido Comunista, y si procede, a la Unión de Jóvenes Comunistas. Resumiendo: lo que prima es que el trabajador sea fiel a Fidel Castro. Lo que menos importa es que el operario esté capacitado para el trabajo que se le encomiende. De aquí que personal apto para trabajar, se vea desplazado y discriminado por otro no apto, pero que es fiel a la dictadura.

El pago de los salarios es de lo más vergonzoso: es un auténtico robo y estafa al trabajador. Un ejemplo: una empresa mixta paga 400 dólares USA a la agencia empleadora estatal por un trabajador. Sin embargo, el salario que percibe éste de la citada agencia es de ¡¡¡ 200 pesos cubanos !!! que al cambio son 10 dólares USA, con lo que no tendrá más remedio que aguantarse, ya que no hay sindicatos ante los que pueda presentar la reclamación oportuna.

El inversor extranjero, con el objeto de mantener un mínimo de motivación, recurre al pago “bajo manga” a los trabajadores. Ni que decir tiene que este tipo de “paga extra” está terminantemente prohibida por la tiranía. 

Mención especial merece la forma de nombramiento de ejecutivos, técnicos, directivos, etc. Toda esta gente tienen que demostrar también su “pureza ideológica” a través de una comisión del Comité Central del Partido Comunista. 

Una vez pasado este examen, los nombramientos tienen que ser autorizados por la Comisión Estatal de Cuadros y por su secretario, que a su vez es miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Vicepresidente del Consejo de Estado y Secretario también del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Otro asunto muy importante, es la paralización a que se ven sometidas estas empresas por la celebración de los innumerables “actos políticos” que tienen lugar cada dos por tres con motivo de “participar en la batalla ideológica”.

En resumen: ¿se puede considerar este sistema  modelo referencial, como decía el hoy defenestrado Llamazares? ¿De verdad cree el señor Valledor que “los empresarios de la región (Asturias) están interesados en invertir en la isla”, como manifestó en el periódico LNE el día 27-11-03? ¿Sabe este señor que durante el citado año 2.003  solamente seis compañías extranjeras han invertido en la isla porque la economía castrista está en ruinas, según han manifestado Alberto Recarte y Jorge A. Sanguinetty? Señor Valledor: la economía del sistema es incapaz de generar el más mínimo de los recursos. Gracias a los mil millones de dólares USA anuales que desde los EE.UU envían a los familiares residentes en Cuba, el pueblo va tirando, aunque sólo se beneficie el 40% de la población. 

Los que en peores condiciones están, son las familias de raza negra, ya que estas no reciben ningún tipo de remesas del exterior.

Vean en este vídeo de YouTube la miseria del pobre pueblo cubano.
video


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog