viernes, 9 de mayo de 2014

Cuba: 55 años de privilegios, represión y engaños ( 1 3 )



La Cuba pre-castrista

En 1958, antes del advenimiento de Fidel Castro (El monstruo de Birán, Esteban Dido, “Manguito”, etc), Cuba era el tercer país de Hispanoamérica en reservas de oro, solamente precedida por Venezuela y Brasil.

En ganadería, ocupaba el octavo lugar (siempre de Hispanoamérica), con 0,86 cabezas de ganado por habitante. En la producción de carne, porcina y vacuna principalmente, ocupaba el tercer lugar por detrás de Argentina y Uruguay. En la producción de  minerales (cobalto, níquel, plomo, cobre, etc) estaba entre los cinco primeros puestos.

En cuanto al consumo de pescado, estaba en primer lugar, incluso por encima de EE.UU.

En aquella época, el 28 % de la población tenía teléfono, ocupando el tercer lugar, por detrás de Argentina y Uruguay. También ocupaba lugares punteros en habitantes por automóvil (27,3), en habitantes por radio (5,0) y en habitantes por televisor (18). En esta faceta ocupaba el primer lugar.

Por cada 980 habitantes había un médico, ocupando el segundo lugar.

El índice de mortalidad infantil, por cada mil nacidos, era el más bajo. Y en cuanto a la mortalidad por millar de habitantes, ocupaba el tercer lugar del mundo con un coeficiente de 5,8.

En el aspecto cultural, académico y universitario, tenía 13 universidades, 21 institutos, 19 Escuelas de Comercio y 19 Escuelas Normales para Maestros.

En los transportes por ferrocarril, había 1 km de vía férrea por cada 8 km cuadrados.

En cuanto al salario medio diario, en el sector agrícola, estaba por encima de Alemania, Francia o Japón. En el sector industrial, estaba por encima de Inglaterra, Alemania y Francia. Dicho salario medio, según la Organización Internacional del Trabajo, era en la Cuba de 1.958, de 3 dólares. En esa misma época era de 2,73 dólares en Francia; 2,79 en Bélgica; 2,74 en Dinamarca; 2,73 en Alemania Occidental y 4,06 en EE.UU. Vale más no hacer comentarios.

Desde 1933, el obrero cubano tenía una jornada máxima de 8 horas y 44 horas semanales, a la vez que tenía un mes de descanso retribuido por cada once meses de trabajo. Desde 1955, los trabajadores del transporte público, tenían una jornada de 6 horas, mientras la retribución era  la correspondiente a 8 horas.

Durante los meses de verano, el comercio cerraba a las 13 horas los martes y los jueves para que los trabajadores pudieran disfrutar de las preciosas playas, a las que podían ir libremente y no como ahora que sólo van los turistas con dólares o los miembros de la “nomenclatura” del partido 

¡Pobres cubanos, en manos quien están!. Sobre el “comercio” actual en Cuba, vean el siguiente vídeo. De pena.  
video


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog