jueves, 15 de junio de 2017

Séneca y Pablo Iglesias


Como ya saben, el Congreso ha tumbado la moción de censura de Pablo Iglesias. No hacemos ningún comentario sobre el asunto, porque lo conocerán perfectamente.


Lo que sí vamos a comentar es algo sobre la verborrea de este sujeto, llena de populismo, demagogia y logomaquia al más puro estilo del criminal Che Guevara. Como habrán escuchado, en sus intervenciones “PabliLenin” se daba un autobombo propio de la pedantería marxista, que tal parecía que la “e-moción” le embargaba.

Por otra parte, hemos escuchado comentarios sobre su intervención, intervención que nos ha traído a la memoria un párrafo de Séneca que aparece en su obra “De la brevedad de la vida y otros tratados”, Editorial Mediterráneo 1985, páginas 94 y 95. Dice así:

“Por eso debemos cuidar de no seguir como borregos el rebaño que nos precede, dirigiéndonos no dónde debemos ir, sino dónde se va. Nada nos acarre mayores males que someternos a la opinión pública, creyendo que lo  mejor es lo sancionado por la mayoría, y, tomándolo como modelo, no vivir de acuerdo con la razón, sino imitando. De ahí ese amontonamiento de hombres desplomándose unos sobre otros; como los accidentes que sobrevienen en una gran confusión, que cuando uno arrastra consigo a su vecino, y los primeros son las víctimas de los últimos; lo cual se produce en toda existencia: nadie yerra por cuenta propia, sino que es causa y promotor del error de otro.

Por eso es un peligro pegarse a los talones de los que nos preceden, prefiriendo creer que juzgar; cuando se trata de la vida, no la basan sobre un juicio, se limitan a creer; rodamos al abismo a causa de este error que se pasa de mano en mano. El ejemplo de los otros nos pierde; nos curaríamos alejándonos de la masa”.


Pdta.- Conocemos a una veinteañera “ni-ni-ni” (ni estudia, ni trabaja, ni lo intenta), que dice que va a votar a Pablo Iglesias porque quiere comprarse un “Mercedes”. Sin comentarios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog