sábado, 3 de junio de 2017

Nuevo timonel, nuevo aguijón


La verdad es que no se comprende muy bien cómo el tal Pedro Sánchez ha recuperado el timón del PPSSOOEE aunque, por otra parte, no nos extraña viendo su odio a la religión, a la cristiana, claro. Los valores que promueve y defiende este sujeto son retrógrados y decimonónicos atacando, como siempre, a la libertad y al respeto.


Como ya es sabido, pretende elaborar una ley en el asunto sexual para aplicarla a toda España, tratando de imponer una doctrina sobre el sexo con el objeto de eliminar la autoridad de los padres sobre este tema.

Sus simpatías por el lobby homosexual están sobradamente demostradas, como lo prueba, por ejemplo, cuando en la campaña electoral del pasado año 2016, abrió dicha campaña en la plaza Pedro Zerolo (antes Vázquez de Mella) que, como recordarán, el tal Zerolo era un homosexual diputado del PPSSOOEE.

Como su antecesor el Bobo Solemne, es también feminista, declarando que su partido es “el partido más feminista”.

Por otra parte, este sujeto pretende que las menores aborten libremente sin que se enteren sus padres, siendo también partidario de que las parejas de homosexuales adopten menores.

Como no podía ser de otra manera, los ataques a la religión católica también entran en su programa destacando, entre otras cosas, suprimir la referencia a esta religión que aparece en la Constitución, y suprimir todos sus símbolos en los edificios públicos, así como suprimir también las clases de Religión, incluso en los centros privados y concertados. Esto ya quedó demostrado en su día cuando dijo aquello de que “La prioridad política de mi generación, entre otras, será reformar el Estado y convertirlo en laico”.

Si a España le clavaron un aguijón cuando “El Bobo Solemne” se convirtió en otro timonel, otro se le clavaría si este otro timonel llegase al poder.

Sus tácticas de agresión son más sibilinas y subliminales que las de ZP. Obviamente no emplea cañones, ni divisiones, ni batallones, sino otros medios más sutiles:  los medios de comunicación que, en la España actual, son auténticos medios de confusión que, entre otras cosas, han destruido y desacreditado nuestros valores culturales básicos, dirigiendo sus baterías mediáticas hacia los más variados grupos, buscando la descomposición de las convicciones y el resquebrajamiento moral de la sociedad. El asedio es demoledor. Y este asedio cuenta con una asombrosa colaboración que incluye no sólo a “personalidades” de cierto prestigio, sino también algún que otro ignaro que dice pedir “peras al horno”. 

Decía Manuel Azaña que “el pueblo español es un pueblo terrible, principalmente para sí mismo, porque es el único pueblo de Europa capaz de clavar en su cuerpo su propio aguijón”. En este caso, el alcalaíno no cabe duda que tenía razón.

¡Ah! Como este sujeto es tan “feminista”, a ver si cuando nombra a su partido lo hace coherentemente, es decir, Partido-Partida/Socialista-Socialisto/Obrero-Obrera/Español-Española (PPSSOOEE) ¿No les parece?


En fin, este el nuevo timonel que, si accede al poder, dejará un lastre espantoso, como hizo su antecesor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog