jueves, 8 de junio de 2017

La memoria histórica ( X V I I I ).


Como decimos siempre, hay que “recuperar la memoria histórica”, pero la reciente. Hay que escribirla sin ningún tipo de fidelidad ideológica,  fidelidad que pretende poner un barniz de legalidad, omitiendo, callando y falseando todo lo habido y por haber.


Como recordarán, en su día Arturo Mas rindió un homenaje en el Castillo de Montjuic, a Luis Companys que, como ya sabrán fue presidente de la Generalidad de Cataluña durante la Segunda República y la Guerra Civil, “olvidándose” que el mentado Companys dio un golpe de estado de carácter separatista en 1934, además de traicionar al Frente Popular en la guerra de 1936.

Dicho esto, conviene recordar que el tal Companys mantenía en aquellos tiempos unas actitudes violentas. Así, por ejemplo, amenazó diciendo que los “escamots” irían a todos los sitios para “implantar la democracia”, pero, claro, oiga, lo harían con fusil en mano.

Lo que no sabemos es si Arturo Mas, recuerda o sabe, que su “modelo” Companys, junto con los de su cuerda, huyó por las alcantarillas del Palacio de la Generalidad, al día siguiente de haberse proclamado “La república catalana”, no “obedeciendo” la proclama de Juan Negrín, dictada el 2 de febrero de 1939, que terminaba con la frase “Que todo el mundo, desde su puesto, se disponga a cumplir con su deber hasta el triunfo o hasta la muerte”. Claro de tal “proclama” no hizo caso ni el mismo Negrín, así como Azaña y otros muchos.


Continuará.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog