miércoles, 24 de mayo de 2017

La supervivencia en el poder


Ante las actuales circunstancias por las que atraviesa nuestra Patria, somos muchos los españoles que vemos esta situación con desconfianza, recelo y suspicacia.
Y decimos esto porque vuelven otra vez, después de una primarias, los líderes "carismáticos" con su talento, talante y tolerancia, pero nunca respetando a los demás y, por supuesto, a los otros partidos, a los que se les niega el pan y la sal.

Y no sólo el pan y la sal, sino que les niega también la legitimidad que les dan muchos millones de votantes. En una palabra: estos líderes "carismáticos", no reconocen al opositor, como tenía que ser en todo gobierno que se precie de democrático.

En aquellos períodos de la historia de España del "gonzalato" y del "zpaterato", la desgracia que nos ha caído a los españoles fue tremenda por culpa de los errores de aquellos gobiernos. Estos errores ya se notan incluso dentro del mismo PSOE, pues la sumisión es tal a los proyectos del “líder carismático”, que cualquiera que se oponga o discrepe, puede caer en desgracia, aunque siga siendo militante político. Esta militancia será estéril y nada fértil, ya que seguirá siendo, sin enterarse de ello, un “insumiso” sumiso que terminará sus días como adorno del partido en la Administración, bien sea estatal, regional o local.

Este “insumiso” sumiso vivirá como un corregidor a costa de los impuestos de los españoles sin dar golpe. Y siempre le quedará la esperanza de recuperar sus prebendas porque a lo mejor cambian al “líder carismático” y las cosas vuelven a ser como antes, porque está convencido de que las urnas se volverán a llenar con votos socialistas debidamente subsidiados. Y si alguien niega este subsidio, entonces surge el gran misterio: nadie entiende cabalmente la supervivencia en el poder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog