domingo, 14 de mayo de 2017

"Che Guevara"



Como habíamos prometido en nuestro artículo “Jesucristo Guevara”, vamos a comentar algo sobre el libro “Che Guevara”, autor Fernando Díaz Villanueva, Ediciones Dastin Export, 2.004, 287 páginas, incluidas Bibliografía resumida, Títulos de la colección y Títulos de próxima aparición
Uno de los criminales que con más fortuna ha pasado a la Historia es Ernesto “Che”Guevara, gracias a la propaganda y ceguera marxistas que ha hecho que su figura se haya convertido en icono de jovencitos, y no tan jovencitos, totalmente desinformados. 

Se han contado muchas mentiras sobre este personaje, una de ellas que era médico. No era ni médico, ni había realizado nunca trabajo alguno, así como tampoco había hecho el servicio militar (obligatorio en Cuba), aunque, eso sí, era persona de gatillo fácil responsable de miles y miles de asesinatos. Era un holgazán y le gustaba más vagabundear que estudiar. Como trabajador, sólo realizó una tarea de un día descargando mercancías en un puerto de Honduras.

Tenía tres ideas que le obsesionaban: ceguera fanática por el comunismo, convicción total y absoluta de que los problemas de Hispanoamérica eran por culpa de EE.UU. y que la violencia era el único camino para resolver los problemas de los pueblos. Pura ortodoxia marxista-leninista.

Una vez desembarcado en Cuba, y escondido en Sierra Maestra, empezó a demostrar que era un hombre de gatillo fácil, ya que asesinó a varios guerrilleros y colaboradores. Una vez derrocado el régimen de Batista, fue destinado a la fortaleza de La Cabaña, en donde se celebraban juicios sumarísimos y fusilamientos masivos.

Una vez instaurado el régimen criminal de Fidel Castro, el “Che” fue elevado a la categoría de Ministro de Industrias, sentenciando aquello de que “los trabajadores cubanos de ninguna manera pueden ir a la huelga”.

Por otra parte, a este tipo le molestaban mucho los homosexuales (él les llamaba “putos”). ¡Quien le iba a decir a este “Che” que muchos años después de su muerte, el defenestrado político español, comunista él, Gaspar Llamazares, para el que Cuba es el “modelo referencial”, junto con otros “líderes” de su misma cuerda, iban a desfilar en cabeza de una manifestación del “orgullo gay”, es decir, de “putos”!

Ahora vamos a recoger algunas frasecitas de este individuo. En la página 131, Capítulo IV, intitulado "REVOLUCION", se lee: “No tengo casa, ni mujer, ni hijos, ni padres, ni hermanos; mis amigos son amigos mientras piensen políticamente como yo”. Frase verdaderamente monstruosa.

En el mismo capítulo, página 133: “No hace falta muchas averiguaciones para fusilar a uno. Lo que hay que saber es si es necesario fusilarlo. Nada más.”. Más abajo continúa: “Debe dársele al reo la posibilidad de hacer sus descargos antes de fusilarlo. Y esto quiere decir, entiéndeme bien, que siempre debe fusilarse al reo, sin importar cuáles hayan sido sus descargos. No hay que equivocarse en esto. Nuestra misión o consiste en dar garantías procesales a nadie, sino en hacer la revolución, y debemos empezar por las garantías procesales mismas”. Como pueden ver, palabras de un auténtico matarife.

En fin, y como siempre decimos, libro recomendable para historieteros de lo políticamente correcto que, con su demagogia y falsedades, están violando el alma de los jóvenes, como si fuesen auténticos pederastas.

Hay una relación de 164 personas con sus nombres y apellidos, asesinadas por orden de este sujeto. Unas fueron víctimas en Sierra Maestra entre los años 1957 y 1958, y otras en 1959, cuando era el jefe en Santa Clara. No la transcribimos por no hacer la entrega un poco larga



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog