lunes, 24 de octubre de 2016

La memoria histórica ( I I I )


Como decíamos en las anteriores entregas, vamos a dedicar varias exponiendo comentarios, hechos, citas y frases de libros y de periódicos, que omiten los “historieteros bienpagaos” de lo políticamente correcto.

Como ya saben, el denominador común de socialistas, anarquistas y comunistas es el odio a la religión, concretamente a la cristiana. De otras no dicen nada.

En “La Batalla”, periódico del POUM, dirigido por Julián Gómez García-Rivera, alias “Gorkin”, aparecían todo tipo de mentiras y bulos contra las autoridades de la República, apareciendo también ataques contra la iglesia. Así, en el citado periódico “La Batalla” de fecha 19 de agosto de 1936, aparecía lo siguiente:

«No se trata de incendiar iglesias y de ejecutar a los eclesiásticos, sino de destruir a la Iglesia como institución social».

En el Boletín Informativo de la FAI-CNT de fecha 20 de agosto de 1936, se leía:

“Los templos han sido pastos de las llamas, y los cuerpos eclesiásticos que no han podido escapar, el pueblo ha dado cuenta de ellos”.

En esa misma fecha se leía en “Solidaridad Obrera”, también periódico anarquista:

“Hemos encendido la antorcha, aplicando el fuego para purificar todos los monumentos que desde siglos proyectaban su nombre por todos los ámbitos de España, las iglesias, y hemos recorrido las campiñas purificándolas de la peste religiosa”

En otro artículo de este periódico, de fecha 18 de octubre de 1936 intitulado “Sangre y fuego”, se leía:

“Siempre, en todos los tiempos y en todas las épocas, los crímenes horrendos han tenido por mudo testigo la fatídica cruz . . . No resta en pie ni una sola iglesia en Barcelona y es de suponer que no se restaurarán, que la piqueta demolerá lo que el pueblo comenzó a purificar. Pero, ¿y los pueblos? . . . No sólo hay que dejar en pie a ningún escarabajo ensotanado, sino que debemos arrancar de cuajo todo germen incubado por ellos, hay que destruir son titubeos a sangre y fuego”.



En el libro “La guerra de España. El Frente Popular abrió las puertas a Franco”, Editorial Fontamara  S.A., 1978, 173 páginas, escrito por M. Casanova, se lee en la página 36:

“Mis camaradas de las Juventudes Libertarias sabían por qué se batían. Odiaban la vieja España desde el fondo de su corazón inflamado. Odiaban a los burgueses, pero sobre todo a la Iglesia y a los oscuras . . .”

Nota.- Conviene recordar que M. Casanova era el pseudónimo del comunista-trotskysta polaco Mieczyslaw Bortenstein, que vino a España en el verano de 1936. Fue colaborador de “La voz leninista”, que a la sazón era el periódico del bolchevismo-leninismo de la España de aquel entonces.

Continuará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog