viernes, 28 de octubre de 2016

“La cara oculta de Pablo Iglesias”


Así se intitula el libro de Enrique Riobóo, ViveLibro, noviembre 2014, 99 páginas. El éxito de esta obra ha sido enorme, pues entre los meses de octubre y diciembre del citado año 2014, se han lanzado cinco ediciones.

Someramente diremos que Enrique Riobóo es el  director y fundador del canal televisivo local madrileño Canal 33, en donde durante más de un año fue en donde se realizaban las tertulias de La Tuerka del Podemos pablense.

Entre las cosas que nos descubre el autor de Pablo Iglesias es su mala educación, a pesar de las apariencias, amén de un ego insoportable y de un cinismo increíble.

También nos dice el autor que Pablo iglesias pagaba a los componentes de La Tuerka con dinero negro.

En cierta ocasión propusieron los de Podemos a Riobóo el control del canal televisivo, pagándole con dinero que venía de Venezuela, dinero que “gestiona” Monedero. También nos habla del tercero de a bordo, Iñigo Errejón, que pasa grandes temporadas en Caracas, donde tiene una vivienda.

Riobóo pone en duda de que si algún día Pablo Iglesias llega al poder, sea capaz de respetar las libertades propias de un país democrático, ya que no soporta la crítica.

Es muy interesante el capítulo cuarto intitulado “La Tuerka: de secta a casta”, páginas 43 a 58

En la página 67 nos habla el autor de cómo fue la fundación de Podemos, que “lo construye una cúpula, nada de eso que se ha dicho, que se creó de abajo hacia arriba. No; lo crea la cúpula: Errejón, Monedero y Pablo; y ahí, para la nueva andadura política, incorporaron a alguien más”.

También es muy interesante un apartado que lleva por título “En Caracas están hasta los cojones de El País y ABC”, páginas 38 a 41. Dice Monedero:

“Tenemos a favor que el nuevo Gobierno de Maduro está hasta los cojones de las manipulaciones de El País y ABC, y entonces quieren una televisión en Madrid para contrarrestar desde dentro, esa manipulación y esa constante crítica feroz y salvaje que le hacen al gobierno democrático de Venezuela”. Sin comentarios.

En fin, si los “idiotas útiles” leyesen este libro, algunos, no muchos, caerían de la burra.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog