domingo, 16 de octubre de 2016

“El zorro rojo” ( I )



El título completo de este libro de Paul Preston es “El zorro rojo. La vida de Santiago Carrillo”, Editorial Debate, primera edición abril 2013, 398 páginas incluido el Índice alfabético. De la presente edición en castellano para todo el mundo: Random House Mondadori, S.A., Efrén del Valle Peñamil, por la traducción.

Como resumen muy general del libro, podríamos decir que el autor nos cuenta, entre otras muchísimas cosas, que Carrillo era un tipo muy ambicioso, siendo capaz de cualquier cosa por ascender en el partido, amén de ser mentiroso, maquiavélico y traidor, constatando que su vida estaba repleta de traiciones y purgas.  Aparte de la extensa documentación en la que está basada esta obra, Preston también se ha valido de conversaciones mantenidas con personajes  que conocieron bien a este cruel y asesino personaje, tales como Claudín, Semprún, Líster,  etc.

Sobre  el genocidio de Paracuellos, tantas veces negado por Carrillo, Preston nos dice que este sujeto era el responsable de Orden Público y que fue el que nombró a Segundo Serrano como director de Seguridad, quien “organizó a diario sacas” ¿No iba a conocer Carrillo lo que hacía su pupilo?

Nos dice el historiador que una de las frases que más repetía este sujeto era la de “En la política, el arrepentimiento no existe. Uno se equivoca o acierta, pero no cabe el arrepentimiento”. La catadura moral de del gijonés queda aquí puesta de manifiesto.

Las fuentes de Preston para escribir este libro, entre otras, fueron, como ya dijimos antes, entrevistas y “memorias” en las que Carrillo miente como un bellaco como de costumbre. Sobre este asunto comentaremos en su día el libro “Carrillo miente. 156 documentos contra 103 falsedades”, autor Ricardo de la Cierva, Editorial Fénix, 1994, 515 páginas.

Preston dice que en las “memorias” de Carrillo no “se advierte nada parecido al arrepentimiento, y sí abundantes falsedades y confusiones deliberadas”.

En la página 1, dentro del primer capítulo intitulado “La creación de un revolucionario 1915-1934”, se lee:

“En sus memorias asegura que la familia siempre fue tremendamente importante para él. Sin embargo, eso no explica la ferocidad con la que repudió a su padre en 1939. Por aquel entonces, como durante el resto de su vida, al menos hasta su retirada del Partido Comunista a mediados delos años ochenta, las lealtades y la ambición políticas contaban mucho más que su familia”

Próximamente comentaremos el libro de Carrillo intitulado “Mañana España. Conversaciones de Santiago Carrillo con Régis Debray y Max Hallo”, Colección Ebro, 1975, 269 páginas, así como “Así destruyó Carrillo el PCE”, autor Enrique Líster, Editorial Planeta 1983, 278 páginas, y “Con la piel de cordero”, autor Josele Sánchez, Editorial Círculo Rojo, primera edición noviembre 2014, 514 páginas y X X I I I Capítulos.

Continuará.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog