jueves, 25 de mayo de 2017

"La multinacional de Dios".


Como hay que  “recuperar la memoria histórica”, vamos a ello.


Así calificaba a la Iglesia Católica un manifiesto firmado por  perláticos mentales, conejales comunistas ellos de cierto ayuntamiento asturiano. Entre estos concejales firmantes figuraba uno, semianalfabeto él, que dice “cuala” por cuál.

Decía dicho manifiesto que se pretendía acabar con “todas las situaciones de privilegio, a todas luces inconstitucionales”, que tiene la Iglesia. También decía que hay “multitud de situaciones de auténtico abuso y que no son de recibo en un Estado moderno y laico”.

Evidentemente, estos señores no saben lo que dicen. España no es un Estado laico, ya que la Constitución no menciona dicha palabra en ningún artículo.

El artículo 16.3 de la Carta Magna dice: 

“Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.

Estos “abajo firmantes” confunden estado con sociedad, aconfesionalidad y laicidad con laicismo.

Como recordarán, en su día la UE ha instado al Gobierno español para que la Iglesia Católica sea obligada a pagar el IVA por todas aquellas donaciones de bienes muebles e inmuebles. No cabe duda de que si tiene que pagar el impuesto citado, los primeros perjudicados serían los de la “famélica legión”, ya que la Iglesia no podrá mantener todas las instituciones caritativas que tiene por medio mundo.

Probablemente “los abajo firmantes” quieran hacerse eco de esta norma de la UE.

De todas formas, “los abajo firmantes” podrían protestar por la “Multinacional de Alá”, ya que algunas de las mezquitas que hay en España están construidas con los “donativos” de Arabia Saudí. Pero, claro, no se atreven.

Nos viene a la memoria una frase de Peter Drucker: “El comunismo es malo. Sus motores son los pecados capitales de la envidia y el odio”

Recordar que Drucker fue un famoso abogado austríaco, economista y filósofo del “management” (técnica para organizar y administrar empresas).

Como persona  cristiana se interesó por instituciones y organizaciones sin ánimo de lucro, dedicándose a mejorar las administraciones de escuelas, iglesias, hospitales y demás.


Decir también que tiene el título de Doctor Honoris Causa concedido por  universidades de todo el mundo, como las de España, Suiza, Inglaterra, EEUU., etc, etc.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog