jueves, 9 de julio de 2015

Sobre Ortega y Gasset ( X )


Como ya saben, estamos dedicando unas entregas a  D. José Ortega y Gasset, filósofo prácticamente olvidado hoy por los de la internacional de la mentira, del odio y del rencor, que fallecía hace 60 años (1883-1955).


 Como ya hemos dicho varias veces, y no nos cansaremos de repetirlo, tanto él como D. Gregorio Marañón, D. Ramón Pérez de Ayala, y un larguísimo etc, fueron los verdaderos y auténticos republicanos. Estos tres intelectuales tuvieron que huir de España perseguidos por los comunistas.

Como decíamos en la anterior entrega, en ésta veremos someramente lo que decía Ortega y Gasset en el acto primero de presentación de la “Liga de Educación Política”,  que se celebró en el Teatro de la Comedia madrileño en marzo de 1914.

En aquel acto, D. José pronunció su famoso discurso intitulado “Vieja y nueva política” ( I ), en el que sostenía que había que impulsar en la España de aquel entonces una “nueva política” que terminase con la “vieja política” de la Restauración, manifestando que, en la nueva etapa de la España de aquellos tiempos, las élites culturales y científicas tenían que jugar el principal papel para impulsar la implantación del liberalismo, así como también modernizar aquella España para “europeizarla”.

Como ya sabrán, fue aquí donde apareció la polémica famosa entre él y Unamuno, manifestando éste que el asunto tenía que ser al revés, es decir, “la españolización de Europa”. La influencia de la generación del 98 pesaba lo suyo sobre él, no así sobre Ortega que defendía una posición totalmente europeísta, cuya base fundamental era el gran problema pedagógico que había que solucionar de inmediato como primera norma para el desarrollo científico que España necesitaba. “Razón vital y ciencia” era lo que exigía el filósofo para “vertebrar” la cultura española para asimilarla a la europea.

A pesar de estas diferencias, en la revista semanal “España”, dirigida por Ortega y Gasset, y creada a comienzos de 1915,  el nueve de julio de ese mismo año apareció el “Manifiesto de adhesión a las Naciones aliadas”, en el que se veía las firmas, entre otros, de Unamuno, Azorín, Valle-Inclán, Marañón, Manuel Azaña, Menéndez Pidal, Pérez de Ayala y varios más.

En la próxima entrega, antes de ver lo que opinaba Ortega y Gasset y sus partidarios sobre lo que se debía de hacer en España una vez terminada la Primera Guerra Mundial, seguiremos con el libro “Tríptico. Mirabeau o el político. Kan. Goethe”, autor José Ortega y Gasset, Ediciones Espasa Calpe, S.A., Colección Austral 1964, 196 páginas incluido “Índice de autores de la colección Austral” que, como ya hemos dicho en anteriores entregas,  está dividido en tres partes, como se puede ver  en el título: “Mirabeau o el político”, páginas 11 a 62; “Kant”,  páginas 65 a 122 y “Gohete desde dentro”, páginas 125 a 178. Dentro de la primera parte, página 52 y siguientes, seguiremos viendo lo que decía Ortega sobre el gran error de considerar al Estado por encima de la Nación.

Continuará.


 ( I ).- “Obras completas”, Volumen 1, Taurus Ediciones S.A., Madrid 2004, páginas 707/744.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog