jueves, 4 de junio de 2015

Sobre populismos


Como ya  saben, el populismo campa por sus respetos en estos momentos en España.


 Lo hemos visto en esta última “campaña” electoral:  inculcar odio e  intentar, por los medios que sean, dividir a la sociedad y crear crispación vendiendo humo. 

De este populismo, el pueblo  soberano no tiene ni idea porque es incapaz de hacer un mínimo análisis. No sabe que una vez instalado en el poder, la Justicia dejará de existir, apareciendo otro tipo de “justicia”. La libertad de expresión también se esfumará, pasando los “mas-media” a ser controlados por la maquinaria estatal. Mantener la ignorancia y la estulticia es rentable, oiga. Es decir, que con un discurso “sencillo” y pobre, se pueden ganar unas votaciones, que no elecciones.

También desaparecerá la Constitución, que será “modificada” para adaptarse s los “nuevos tiempos”, en los que las nacionalizaciones, estatizaciones y el “¡exprópiese!” aparecerán por doquier, trayendo como consecuencia una terrible caída de la economía que hará y creará más paro y más pobres.

Como prueba de esto, y de otras muchas más cosas, ahí tenemos a los populistas Pablo Iglesia y al griego Syriza, diciendo ambos que la propiedad privada es unos de los grandes errores de la humanidad.


Y luego lo de siempre: la culpa es de los fascistas, de la derecha, del capital, de la “Infame”, de la conspiración judeo-vaticana y demás monsergas de siempre. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog