miércoles, 20 de mayo de 2015

“Tuberculosis étnica”


Estamos en “período electoral”, oiga. Voceros, altoparlantes por las calles, mítines, pasquines, promesas, encuestas y demás.


 Pero seguimos igual: el “pueblo soberano” sigue sin convencerse que el votar, que no elegir, un candidato político, sea del partido que sea, no tiene la menor importancia. La situación seguirá igual o peor. El poder real seguirá actuando detrás de las bambalinas. Los partidos políticos son meros y puros decorados, por mucho que traten de convencer con sus “discursos” llenos de demagogia y logomaquia. El sufragio es un engaño subliminal ¿Acaso no hay pactos que impactan al “pueblo soberano”,  que se hacen bajo manga con el más absoluto secreto, para manejar todo lo manejable, ya sea la Justicia, la Libertad, las Administraciones central y autonómicas, etc etc?

Vamos a transcribir unas palabras de un verdadero republicano y demócrata: D. Benito Pérez Galdós (Las Palmas 1843 – Madrid 1920). 

Como ya saben, el 9 de diciembre de 1900 se reunieron en Madrid un grupo de paisanos suyos para hacerle un homenaje. Les contestó con un discurso intitulado “La fe nacional”, que constaba de varios párrafos. Nosotros vamos a transcribir el siguiente. Decía así:

 "Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos, esos que ya chiflaban en los años anteriores al 68. La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis étnica, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental". ( I )

 ( I ).- Este párrafo no figura en ninguna obra de Galdós. Sin embargo, la editorial Rey Lear Editores, S.L., Colección Breviarios del Rey Lear, enero 2013, recuperó dicho párrafo, y otros, en la obra intitulada “La fe nacional y otros escritos sobre España”, 70 páginas. El párrafo al que hemos hecho referencia figura en la página 69 y parte de la 70, y corresponde al apartado intitulado “España en los episodios nacionales” página 69.

Como puede verse, seguimos igual que hace ciento y pico años. Los verdaderos y urgentes problemas en los que estamos inmersos, siguen sin resolverse. Y lo peor del asunto es que tal parece que no hay nadie capaz de solucionarlos.

Este genial párrafo de Galdós es una respuesta acertadísima al fantasma separatista que recorre hoy España.

Este librito lo deberían leer toda esa banda de politicastros que andan en estos momentos electorales diciendo tonterías y mentiras, además de sembrar la crispación y el enfrentamiento entre los españoles.


En el citado librito, también critica D. Benito los sempiternos problemas españoles: carencias de los gobernantes y el característico nivel de subdesarrollo tanto en el terreno cultural como en el educativo. Tal parece que estos escritos hayan sido redactados en estos mismísimos momentos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog