viernes, 29 de mayo de 2015

Recordando la Historia. Cosas de la I I República. ( X LV )


Anarquistas contra comunistas.

Como ya saben, el periódico “Solidaridad obrera” era el portavoz  del anarquismo español de aquellos años.


 En el número correspondiente al 26 de marzo de 1936, una vez celebradas las votaciones, que no elecciones, aparece una editorial que refleja el verdadero anarquismo, redactando además cosas inconcretas, a la vez que se ve la ceguera y la fe en cosas absurdas. Esto también pasa en estos momentos en España. Dicha editorial decía:

“Estos días se ha venido repitiendo la frase de Lenin en distintos periódicos marxistas y de izquierda. Lenin dijo en un discurso que la segunda nación de Europa que utilizaría la dictadura del proletariado sería España.

Lenin hablaba puramente desde un punto de vista subjetivo, global, de los movimientos obreros en el mundo. Hombre inteligente, estaba al aviso de todas aquellas corriente societarias que se desarrollan en el mundo. Pero Lenín no conocía ni el estado temperamental de España, ni siquiera el complejo de nacionalidad, que influye sobre el individuo de una manera fatal y directa.

Aquí no se admiten dictaduras, ni rojas, ni azules, ni negras. El imperio de la fuerza bruta podrá en ciertos momentos hacer callar la protesta individual o colectiva; pero de repente surgirá la rebeldía, que cada español lleva en su pecho, como una fuerza impulsiva que le marca la misma naturaleza y sufrimiento, puesto a prueba, a través de años, de siglos de tiranía y despotismo inmensamente seculares.

Los trabajadores españoles tienen por delante el ejemplo y la lección de los hechos históricos que les han demostrado que las dictaduras, llámense como se llamen, y tengan el color que tengan, han marcado en el camino de la emancipación proletaria un sentido de regresión.

Los trabajadores españoles no votarán nunca por la dictadura llamada del proletariado.

Pese a Lenin y a todos sus panegiristas, España va directamente hacia una revolución de tipo libertario; es decir, de carácter antiautoritario y estatal”.

Hay un párrafo en el que, refiriéndose a la revolución anarquista, se lee lo siguiente:

“Demostraría que la libertad es posible, que la autoridad no es necesaria, que la dictadura es siempre perniciosa y que, al margen del control estatal,  la ordenación solidaria de las relaciones humanas alcanzará toda su fuerza y esplendor.

No es necesario en España pasar por la experiencia rusa. Los hechos nos han demostrado que el proletariado de aquella nación está controlado, dirigido y, por qué no decirlo, tiranizado por un Gobierno dictatorial que responde a la concepción férrea, esclavizadora del Estado, llámese burgués o proletario” ( I )

No hacemos ningún comentario sobre estos párrafos porque se comentan por sí solos.

Nota.- Lo destacado en rojo es nuestro.


( I ).- “Los documentos de la primavera trágica”, autor Ricardo de la Cierva y de Hoces, editado por Secretaría General Técnica, Sección de Estudios sobre la guerra de España, Madrid 1967, páginas 75 a 77.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog