viernes, 29 de mayo de 2015

Por su tono les conoceréis


Habrán oído estos días los “discursos”, mítines y altoparlantes por las calles anunciando a bombo y platillo los programas de los respectivos partidos políticos. 


Oyendo todo esto, recuerda uno la palabra greguería que, según los inmortales de la RAE, tiene dos acepciones:

“Agudeza, imagen en prosa que presenta una visión personal, sorprendente y a veces humorística, de algún aspecto de la realidad, y que fue lanzada y así denominada por el escritor Ramón Gómez de la Serna”.

Y la otra que significa  “gritería”, que la define como “confusión de voces altas y desentonadas”. A esta última es a la que nos vamos a referir.

Una de las cosas que más llaman la atención a los extranjeros que nos visitan, es precisamente esto: el que hablamos a gritos. Y esto queda bien expuesto en las “campañas” electorales”, y no digamos ya lo que se oye en el “ente” e incluso a veces en la “arradio”, como decía uno que iba para político. 

Estos mitineros políticos prefieren vociferar y aullar a hablar, con lo que el “pueblo soberano” se encandila, dándoles la razón. El relincho es el relincho, oiga.


En fin, por su tono les conoceréis, además de por sus gestos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog