martes, 21 de octubre de 2014

“Gallego Fernández”, hijo putativo de Oviedo


Como al “pueblo soberano” parece que le gusta los aniversarios “redondos”, y como también hay que “recuperar la memoria histórica”, en este año 2014 se cumple de décimo aniversario . . .



Como al “pueblo soberano” parece que le gusta los aniversarios “redondos”, y como también hay que “recuperar la memoria histórica”, en este año 2014 se cumple de décimo aniversario del nombramiento de “Gallego” Fernández, uno de los verdugos de la tiranía castrista, como hijo putativo de Oviedo, por parte del alcalde de esta ciudad, que a la sazón era Gabino de Lorenzo.

El asunto venía de lejos: el día de Viernes Santo del año 2.000 ya tuvieron ambos personajes un encuentro gastronómico en un restaurante de la ciudad. Por fin, el señor de Lorenzo ya tiene su ahijado, al que suponemos enviará su correspondiente pegarata el día de Pascua.

Cuando este alcalde hizo tal “adopción”, ¿pensó en en todas aquellas personas asturianas y no asturianas que la tiranía de Manguito ha fusilado, de la cual su ahijado es uno de sus valedores?

Este alcalde hablaba en aquellos momentos de lazos familiares y de sangre, ¿se refiere a los familiares asturianos masacrados por la tiranía con derramamiento de esa sangre?

Señor alcalde: ¿acaso denunciar a verdugos es estar por encima de convicciones políticas, como usted dijo en su día?

El susodicho alcalde tampoco dijo nada de los miles de cubanos que deambulan por España sin papeles por huir de la tiranía de su ahijado. A estas pobres personas, ni agua. Y usted, sin embargo, le regala al régimen del “Gallego” medio millón de dólares ¿Se acuerda? 

Por otra parte, el mentado alcalde no dijo nada por aquel entonces, sobre la situación de los Derechos Humanos en Cuba, Derechos que allí no existen. 

También decía este alcalde que había sido un honor el conceder la mentada “adopción” ¿De qué honor habla, cuando en la isla de Esteban Dido sigue habiendo presos políticos y demás barbaridades?

Se supone que este “mayor” no ha leído los libros  El furor y el delirio, de Jorge Masetti,  hijo de la revolución cubana;   Dulces guerreros cubanos, de Norberto Fuentes, amigo íntimo y colaborador de Fidel Castro;  Como llegó la noche, de Húber Matos, uno de los que junto a Fidel, el Che, Raúl Castro y Camilo Cienfuegos, fue héroe de la revolución cubana y que pasó la cuarta parte de su vida en la cárcel por discrepar del jefe de su ahijado. Mire usted lo que dice Matos: 

“Si de algo me arrepiento es de haber ayudado a Castro a llegar al poder, un individuo con un talento enorme para la maldad y el golpe bajo. Fidel no era marxista ni leninista, pero sí un ególatra, un ambicioso que convirtió a la revolución en una prostituta y que, mediante un régimen de terror, opresión y simulación, ha convertido a Cuba en una cárcel gigante” . 

Según "Gallego Fernández", todos los anticastristas son asalariados de EE.UU. Siguiendo su lógica, él también lo será, ya que hubo un tiempo que estuvo a las órdenes de Fulgencio Batista, "nuestro dictador hijo de puta", que decían los americanos. En la fotografía, es el segundo por la izquierda de pie y con gafas. 




Y para terminar, ¿cómo es que este alcalde no se le ocurrió preguntar a su ahijado si Jorge, Norberto y Húber  eran asalariados de EE.UU.? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog