miércoles, 8 de octubre de 2014

El “hembrismo”


Que no nos hablen de feminismo ni de violencia de género, ya que nada tiene que ver el género gramatical con el sexo de las personas. Que nos hablen, simple y llanamente, de “hembrismo”.


Que no nos hablen de feminismo ni de violencia de género, ya que nada tiene que ver el género gramatical con el sexo de las personas. Que nos hablen, simple y llanamente, de “hembrismo”, o si lo prefieren, del “nazifeminismo”.

Con motivo de lo que llaman emancipación femenina, el gobierno del Bobo Solemne aprobó en su día unas leyes propias de un régimen en estado de excepción, ya que la ley y el derecho se aplican contra un enemigo, en este caso el “macho”, que es considerado, sin ninguna presunción de inocencia, como culpable. Y tal culpabilidad no es más que por razones biológicas.

Visto esto, ¿estaremos ante una ideología netamente racista? Así parece ¿No usaron los nazis la fobia y el odio contra los judíos, por razones puramente biológicas, a la par que se ensalzaban a ellos mismos como una raza superior? ¿No seguirá el “hembrismo” estos mismo pasos, sustituyendo al judío por el macho? 

Por otra parte, las leyes antes mencionadas, tienen mucho de represivas. No hay nada más que ver como el “hembrismo” entiende las relaciones entre sexos: las considera como relaciones de superioridad, de poder y de dominio. Tal es lo que les dicta el panel ideológico minuciosamente elaborado que dice, entre otras cosas, que desde “illo tempore” los hombres se han aprovechado de las mujeres, incluso agrediéndolas, y que por estas circunstancias y otras, han llegado a dominarlas, ocupando puestos relevantes y de privilegio en la actual sociedad. Y esto es lo que hay que cambiar. Vean el vídeo de la Pajín, que en su día afirmó que  el PIB tenía que ser femenino, oiga.

¿Qué sucede al fin y a la postre con todo este jaleo “hembrista”? Pues una cosa muy sencilla: se crea en la mujer una conciencia victimista, con lo que nace un rencor, un odio y un resentimiento hacia el hombre completamente inhumano e irracional, todo ello fomentado también por las citadas leyes que consideran y establecen que la mujer es vulnerable.


¿Y qué hace el actual gobierno? Pues sencillamente nada. Para eso es un gobierno híbrido y desnortados, oiga.

video



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog