martes, 2 de septiembre de 2014

Recordando la Historia. Cosas de la I I República. ( X X X )



Socialistas y comunistas fueron, y son, las grandes responsables de falsear todo lo acontecido durante la II República y la Guerra Civil Española.



Socialistas y comunistas fueron, y son, las grandes responsables de falsear todo lo acontecido durante la II República y la Guerra Civil Española. La “Ley para la recuperación de la memoria histórica” (estúpido pleonasmo) lo corrobora y afirma. Ellos fueron  los que prepararon la Guerra Civil con el único objeto de tomar el poder  para hacer de España una república soviética.

Las mentiras que se vertieron, y se vierten, siguen siendo públicas y notorias, contando con el beneplácito de los “maricomplejines” de siempre, consentidores ellos de estas grandes mentiras.

La entente entre comunistas y socialistas quedó sellada en febrero de 1933 cuando la Internacional Socialista se reunió en Zurich. Entre otras cosas, se dijo que dicha Internacional Socialista estaba dispuesta a negociar con la Internacional Comunista para una acción cojunta.

Largo Caballero, en el periódico “El Socialista” de fecha 24 de junio de 1.933, cuando se llevaban dos años de República, declaraba, entre otras cosas, lo siguiente:

“. . . ideología liberal y democrática que pertenece a otros partidos republicanos, pero que no es esencialmente la nuestra, la del Partido Socialista. No desertaremos de nuestro deber y llevaremos la revolución española a los fines que le señaló la voluntad popular por todos los medios que para ello sean precisos. Con nosotros,  cuando se quiera; sin nosotros, ni un paso. En España, afortunadamente, no hay ningún peligro de que se produzca ese nacionalismo exasperado, porque no existen las causas que se dan en otros países. No hay un ejército desmovilizado y sin trabajo. No hay millones de parados. No hay beligerantes de ayer a quienes culpar de las difucultades económicas creadas. No hay problemas de raza, y en España no sabemos bien, ni nos importa, en qué se diferencia un ario de un judío. No hay líderes nacionalistas. Nosotros tuvimos ya una dictadura, pero pasó para siempre a la historia y no volverá”.

En dicho periódico también aparecen otras palabras de este sujeto:

“Tenemos que recorrer un período de transición hacia el socialismo integral, y ese período es la dictadura del proletariado. ¡Templad el ánimo para la batalla!”

En fin, estas palabras del “Lenin español” se comentan por sí solas. De democracia nada de nada. De revolución todo lo que se quiera.


Continuará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog