viernes, 19 de septiembre de 2014

La cultura terminal de nuestra Patria


Casi todos los actos “kulturales” que se celebran en nuestra Patria, están decorados con el mobiliario humano de los políticamente correctos, culturetas, lameculos del poder, faranduleros, sectarios, pesebreros y demás sujetos de nuestra cultura terminal, muy “ad hoc” con el programa, que presentan una calígine mental propia de los primeros australopithecus.



Casi todos los actos “kulturales” que se celebran en nuestra Patria, están decorados con el mobiliario humano de los políticamente correctos, culturetas, lameculos del poder, faranduleros, sectarios, pesebreros y demás sujetos de nuestra cultura terminal, muy “ad hoc” con el programa, que presentan una calígine mental propia de los primeros australopithecus.

Su catadura moral, a poco que unos se fije, es de lo más bajo. Así, en sus actos y  reuniones de salón, ensalzan a la izquierda más retrógada que es la que les mantiene, aunque tampoco rechazan la ubre de la derecha de aquellas ciudades o autonomías que les llaman para una “actuación”. Que se lo pregunten a la “musa” Ana Belén y a su consorte. ¿Verdad señor Caunedo?

A pesar de esto, siguen en sus trece: propagando a los cuatro vientos una de las muchas falacias de la democracia, cual es que la cultura pertenece por excelencia a la izquierda, mientras que la derecha es incapaz de proteger y ayudar a la “Kurtura” porque carece de inteligencia.

Pero no es sólo eso: aparte de considerarse a sí mismos como los paladines de la mentada “kurtura”, se autocalifican como intelectuales imprescindibles y heraldos de la paz, de la democracia, de la libertad, etc. etc. No hay más que ver y oir, aparte de la mencionada Ana Belén, a su consorte Víctor Manuel San José (¡sí hombre, el que cantaba a Franco!), a Sabina, Pilar Bardem, Gurruchaga, Juan Echanove, Rosa León, Miguel Bosé,  etc, etc., leer comunicados, comunicados en los que se pisotean y se masacran tanto la libertad como la democracia, sin ningún sonrojo. Comunicados en los que se pide militancia, sumisión y obediencia y, sobre todo, mentira tras mentira.

¡Ah!, y también en  dichos comunicados hay supresiones y omisiones. Así, no se comenta nada del millón de euros que cobró “la musa”, es decir, Ana Belén, de la derecha, o derechona, según convenga, por representarla en un espacio publicitario.

¡Ah!, otra cosa que se nos olvidaba: ya que son tan amantes de la paz y de  la libertad, ¿por qué no emiten un “comunicado” repudiando y rechazando el asesinato en su día de dos sacerdotes en Cuba, o las ejecuciones, degüellos y lapidaciones en el Islam? Pero, claro, oiga, Cuba es el modelo referencial y el Islam ni tocarlo. 

¿Qué sería de todos estos representantes de la cultura terminal de nuestra patria, si el gobierno socialista de Zapatero los hubiese sacado del presupuesto? Seguramente tendrían un comportamiento menos chulesco.

En el caso concreto del cine, hay que decir que el tema toca fondo: las subvenciones ya superan la recaudación. Las películas españolas han perdido un millón y medio de espectadores durante el 2.008. La verdad es que esto no nos sorprende viendo la basura que se proyecta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog