miércoles, 13 de agosto de 2014

Recordando la Historia. Cosas de la I I República. ( X X I X )



Vamos a transcribir unos párrafos pronunciados y escritos por verdaderos republicanos. Así, Niceto Alcalá-Zamora y Torres, en su libro “Los defectos de la Constitución de 1931”, Ed. R. Espinosa, Madrid 1936, 224 páginas, nos dice en la14:

"La Constitución se dictó, efectivamente, o se planeó, sin mirar a esa realidad nacional [...] Se procuró legislar obedeciendo a teorías, sentimientos e intereses de partido, sin pensar en esa realidad de convivencia patria, sin cuidarse apenas de que se legislaba para España".

"Se hizo una Constitución que invitaba a la guerra civil".

Por otra parte, Gregorio Marañón Moya, uno de los padres de la República, que tuvo que huir de España perseguido por los comunistas, escribía en sus “Ensayos liberales”, Editorial Espasa-Calpe Argentina S.A., Buenos Aires, 1946, lo siguiente:

"Tenemos tal fe en que la causa nacional es la causa de España, que la mantendría con todas sus consecuencias[…] Que la España roja que hoy todavía lucha, es, en su sentido político, total y absolutamente comunista, no lo podrá dudar nadie que haya vivido allí sólo unas horas [...] Aunque en el lado rojo no hubiera un sólo soldado ni un sólo fusil moscovita, sería igual: la España roja es espiritualmente comunista roja. En el lado nacional, aunque hubiera millones de italianos y alemanes, el espíritu de la gente sería infinitamente español, más español que nunca. De esta absoluta y terminante verdad depende la fuerza de uno de los dos bandos y la debilidad del otro. Si el lema de “¡Arriba España!” lo hubieran adoptado los del bando de enfrente, el tanto por ciento de sus probabilidades de triunfar hubiera sido, por este simple hecho, infinitamente mayor".

Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog