martes, 15 de julio de 2014

Musulmanes y feministas



Como ya sabrán, un grupo de musulmanes residente en Cataluña, perdón, “Catalonia”, han pedido a los alcaldes comarcales de Segarra y Urgell, que en las piscinas públicas municipales haya sitios distintos para mujeres y niños con el objeto de que no puedan ser vistos por los hombres.

Proponen hacer una separación por medio de una valla entre hombres y mujeres o, en el mejor de los casos, establecer un horario en el que sólo irán las mujeres.

Estos musulmanes proceden mayoritariamente de Marruecos y Argelia, en donde existe realmente esta separación de zonas de baño, así como en el resto de países musulmanes.

Nosotros esperábamos con ansia que las fibras íntimas de la sensibilidad feminista y humanitaria de esas solidarias de profesión, se estremeciesen. Pero no, oiga, callaron cobardemente. Ni Leire Pajín, ni Amelia Valcárcel Bernaldo de Quirós, así como todas esas “sujetas” del complexo zapaterista, salieron a la palestra.

No queremos pensar la que se armaría si tal proposición hubiese partido del cristianismo: saldrían a la calle con pancartas, panfletos, slóganes, etc, lanzando a las masas como turbinas contra “la infame”. La cobardía no puede ser mayor. Pero, claro, para eso son de izquierdas.

Sobre este tema hay una diferencia sustancial entre la gente de izquierdas y de derechas. Así, cuando una persona es de derechas y atea, no quiere saber nada de Dios, ni de iglesias, ni de mezquitas ni de sinagogas. Pero, ¡ah!, cuando es de izquierdas tampoco quiere saber nada de Dios, pero pretende quitar todo símbolo religioso de escuelas, hospitales, lugares públicos, etc y protesta contra cualquier síntoma que aluda a la religión cristiana. Contra el Islam no dicen ni mu porque el miedo los aterroriza. Estos son los “demócratas de toda la vida”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog