martes, 15 de julio de 2014

Igualdad y justicia



Los de la internacional de la mentira y del odio, repiten machaconamente que la igualdad es sinónimo de justicia. Que se lo pregunten a los aforados, algunos de ellos “aforrados”, entre los que se encuentran muchos sujetos de dicha internacional.

La única igualdad que hay entre las personas es su condición de seres humanos y, obviamente, el último fin. 

Los susodichos de la internacional, no entran por el aro, o no quieren comprender, que los seres humanos tenemos nuestras diferencias legítimas por las razones que sean: por mayor fuerza corporal, por  mayor fuerza espiritual, por mayor inteligencia, por mayor capacidad de trabajo, por mayor voluntad, etc, etc. La verdadera sociedad se forma armonizando y coordinando precisamente esas diferencias.

El ejemplo manido sobre esto es el del cuerpo humano. Como es sabido, cada miembro o parte del cuerpo, es diferente y desempeña funciones distintas. Pero todo ello debidamente coordinado, hace un organismo dispuesto y apto para las distintas actividades.

Si todas las personas fuesen iguales, sería una sociedad deformada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog