sábado, 28 de junio de 2014

Derechos humanos y crímenes



Como ya se sabe, estamos en un tiempo en el que se bombardea a la gente con lo de los derechos humanos y crímenes contra la humanidad, pero no se dice nada de que la ley del aborto, sancionada en su día por el atornillado patrón del “Bribón”, sí es un verdadero crimen contra la humanidad.

Por otra parte, es curioso ver cómo esos tenores de lo políticamente correcto, de lo “intensamente contemporáneo”, dicen ser defensores de los derechos humanos, mientras que por otro lado atacan de forma furibunda a la familia con la citada ley del aborto. Digan lo que digan y diga quien lo diga, la familia es el pilar fundamental de toda sociedad normalmente constituida. 

Ya decía Pío XII en 1.949:

“Precisamente porque la familia es el elemento orgánico de la sociedad, todo atentado perpetrado contra ella es un atentado contra la humanidad. Dios puso en el corazón del hombre y de la mujer, como instinto innato, el amor conyugal, el amor paterno y materno, el amor filial.

Por consiguiente, querer arrancar y paralizar este triple amor es una profanación que por sí misma horroriza y lleva a la ruina la patria y la humanidad”

Pero no pasa nada, oiga. Los “colectivos” son recibidos por los descendientes del “sancionador”, “altezas reales” ellos (los demás debemos ser “altezas ficticias”, o bajezas, ¡vaya usted a saber!). 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog