jueves, 26 de junio de 2014

Catalanismo



Somos muchos los españoles que instamos a este nefasto gobierno a que se defina de una puñetera vez sobre el problema catalán que, como ya saben,  pretende celebrar el referéndum separatista el próximo mes de noviembre. La fecha se va acercando y el problema sigue sin resolverse. La salida de pata de banco del “maricomplejines” Rajoy no puede ser más estúpida:  “Si Mas no hace el referéndum, estoy dispuesto a escucharle” ¿A escuchar qué, sino parece haber el mínimo diálogo? ¿No se da cuenta este inútil que la situación está completamente bloqueada y estancada, sin ninguna posibilidad de arreglo?  

Algunos hablan y son partidarios de una reforma de la Constitución para solucionar el asunto desde una óptica federal. Si verdaderamente fuse así, probablemente no habría ningún problema. Pero lo que se pretende con esta reforma es reconocer  el “nacionalismo identitario” de Cataluña y Vascongadas, que traería aún más problemas.

Por otra parte se exige y se reclama un “pacto fiscal” que permitiría a la Generalidad embolsarse todos los impuestos y dar al Estado una miseria por mor de la “solidaridad internacional”

En fin, creemos que este inútil e inservible gobierno, en manos de un partido híbrido y desnortado, no tendrá los suficientes dídimos para poner coto a las peticiones, pretensiones y voracidad de los nacionalismos. La unidad nacional está en juego.

¡Ah!, ¿qué dice a todo esto Felipe VI “El endilgado”?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog