viernes, 7 de marzo de 2014

Razones y argumentos para no votar jamás al PP ( I )



Vamos a dedicar unas entregas a exponer brevemente las razones y argumentos para no votar jamás al híbrido, acomplejado y desnortado Partido Popular de Mariano Rajoy y su “complexo”.

Empezaremos diciendo que esta pandilla del PP actual no se ha dado cuenta, o no tiene capacidad para ello, de que el Estado, en los últimos tiempos, se ha apropiado de funciones que no debiera haber asumido. Por poner un ejemplo ahí están los medio-monopolios en sanidad y educación. Y por mor de esa apropiación en este terreno, y en otros, se ha llegado  a regulaciones de empleo totalmente nocivas, que han traído consecuencias negativas para el mercado laboral. Todo ello amenaza la libertad del individuo, libertad que atenta principalmente a los aspectos ético-morales y culturales. 

Estos sujetos del PP, no se pronuncian claramente sobre temas tan importantes como el aborto, la “familia tradicional”, o sobre la religión, principalmente la cristiana. Tampoco dicen ni mu sobre el relativismo que ha transmitido el socialismo, con sus camaleónicos aspectos de “ideología de género”, “pacifismo”, “ecologismo”, etc, etc. Todo esto les importa un bledo, dos cominos y tres dídimos, porque no quieren saber nada de nada de volver al verdadero terreno intelectual y moral. Si esto hicieren se vendría abajo el mito de que la izquierda es símbolo de “honradez”; que mira por los “derechos humanos”; que respeta la “libertad individual”; que es sinónimo de “progreso”; que practica la “solidaridad” y que es “tolerante”, cuando en realidad es todo lo contrario a estos slogans que figuran en el frontispicio del panel ideológico izquierdista. Pero todo esto no es óbice, ni valladar ni cortapisa para muchísima gente siga hablando de la “superioridad moral de la izquierda”. Las bazas emocionales las juegan tanto si están jugando una partida, como si están haciendo solitarios. Así nos luce el pelo.

A pesar de que este híbrido partido esté en estos momentos gobernando España, los “mass-media” siguen dominados y controlados por las huestes “progresistas”. La resignación del PP sobre este asunto es indignante. Y prueba de ello es que se niega a participar en dichos “mass-media” en todo tipo de debates, ya sean culturales, éticos, morales e incluso ideológicos, aunque nos gustaría saber cuál es la ideología de estos sujetos “peperos”. Sospechamos que ninguna, pues sus discursos están preñados de “tecnocracia”, de “obtener buenos resultados”, o de “gestionar eficazmente”, etc. Pero la apatía y la palabrería siguen campando por sus respetos, además de no abrir los ojos ante la realidad, ni tampoco escuchar y entender.

Por otra parte, cuando llega el momento de definirse, saltan los complejos: “El asunto no es una cuestión de derechas o de izquierdas, sino de sentido común”. También Pablo Iglesias decía “La clave no es un eje izquierda-derecha, sino democracia-dictadura" ¿Irán por ahí los tiros?

Por otra parte, los jefazos del PP parecen ser auténticos baluartes del materialismo histórico marxista. Esto lo veremos en una próxima entrega.

Continuará.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog