domingo, 15 de septiembre de 2013

Las insostenibles Autonomías


Ya hemos escrito muchas veces sobre este tema. Y seguiremos haciéndolo porque a esta pulverizada  España , si Dios no lo remedia, le quedan cuatro días.

Lo primero que destacaríamos al examinar estos reinos taifas, es el aumento exponencial de políticos y funcionarios, la mayoría de ellos inútiles e inservibles. Si a esto unimos los altísimos costes, muchos de ellos injustificables y “mareados”, el desastre está servido.

Por otra parte, la falta de control estatal, que facilita derroches y despilfarros, agrava aún más la situación. Esto se vio claramente en el anterior gobierno del Bobo Solemne  ¿Cómo iba a intervenir el gobierno central en manos del PPSSOOEE, si la mayoría de los reinos taifas estaban también en manos del mismo partido?  “A mí que me registren”, oiga.

Asimismo, dichos reinos se financian con una deuda pública que nos está acogotando a todos y que está poniendo en grave riesgo el endeudamiento del propio Estado, haciéndolo prácticamente insolvente y que, por otra parte, esto no permite crear puestos de trabajo.

El plan mítico que en su día se elaboró para crear lo que se denominó el Estado de las Autonomías, en el que se proclamaba una Arcadia feliz para los “ciudadanos de este país”, se ha derrumbado, por mucho que algunos sigan aferrados a dicho plan. Los recortes sociales están ahí.

La bancarrota está a la vuelta de la esquina. Si queremos que Europa no nos “rescate” de forma tajante y traumática, habrá que suprimir dichas Autonomías, además de  la monarquía, el Senado y las subvenciones estatales a los sindicatos. No nos cansaremos de repetirlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog