viernes, 28 de julio de 2017

Oclocracia



Como algunos están empeñados en lo de recuperar la “memoria histórica” de hace algunos años, nosotros también estamos por esa labor, pero para recuperar la reciente.

Conviene no olvidar que la situación que está atravesando actualmente España, ha sido pergeñada, diseñada y construida por el PSOE con la connivencia del PP en algunos asuntos y circunstancias. También los nacionalistas han tenido culpa porque, como ya es sabido, el PSOE ha carecido de la mayoría absoluta en estas legislaturas, nacionalistas que permitieron gobernar al cenutrio de la Moncloaca con la contrapartida de ir desguazando poco a poco a España. Más claro, el agua, como diría un pedante marxista infumable.

También “recuperamos la memoria”  para destacar que, si nos comparamos con las grandes naciones europeas, somos el país más endeudado, amén de tener el paro y el déficit también más elevado. Pero, claro, de estos desastre tiene culpa, ¡cómo no!, los EE.UU., como acaba de afirmar el segundo cenutrio monclovita  Pepiño Blanco. Es decir, que USA tiene la culpa de que haya 18 gobiernos y una monarquía inservible, de los ERES andaluces y de otros sitios, de las corrupciones galopantes, de las sangrantes subvenciones al SUR (Sindicato Unificado del Régimen), de los miles y miles de funcionarios que no dan golpe, etc, etc

Por otra parte, todos estos problemas que tenemos en estos momentos, ¿no habrán sido creados por el propio PSOE para posteriormente, y en el momento oportuno, presentarse como el único y posible partido para solucionarlos? No olvidemos al “solucionero” Rub-al-Kaaba, sobre el que ya comentamos algo recientemente en nuestro blog.

También hay que “recuperar la memoria” de lo que ha hecho el PSOE en estos últimos años: mentir, robar, hundir la economía y resquebrajar la sociedad. El panorama que se les presenta a los jóvenes es de pavor, ya que son los que pagarán el pato del legado que han recibido.

En fin, lo que tienen que hacer estos jóvenes no es “indignarse”, sino denunciar judicialmente a quienes les han robado dinero, trabajo y futuro. Y que tengan cuidado dichos jóvenes no caer en la oclocracia porque, como hemos leído recientemente, hay algún partido que va a ofrecer sus listas a estos “indignados”.

Sobre esto de la oclocracia ya el mismo Aristóteles venía a decir que era una degeneración de gobierno, lo mismo que la tiranía y la oligarquía. Muchos años después, también Rousseau hablaba de este concepto como una degeneración de la democracia, ya que según él, y nosotros modestamente estamos de acuerdo, la citada oclocracia representa y encarna los intereses de una minoría mayoritaria, y no el de la sociedad en general.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog