domingo, 30 de abril de 2017

Desafección por infección



Cuando la política infecta e invade todo, el resultado es la desafección. No hay nada más que ver la valoración tan negativa que tiene la gente de los políticos. Las encuestas “demoscópicas” así lo corroboran.


Cuando los sumos sacerdotes del panel ideológico salen a la palestra con el objeto de analizar, ver y escrutar las preferencias del “pueblo soberano”, últimamente se están encontrando con este desafecto. Esto les pone catatónicos. Y se ponen así porque en la España actual no existe democracia, sino un caudillismo que ya lo hubiesen querido para sí otras personas. El poder de los ineptos con galones, no tiene límites.

Curiosamente, en Asturias se está produciendo un hecho que ha quedado público: la gente está exigiendo, aunque no de forma contundente, que se recorten las competencias a estos reinos de Taifas llamados autonomías. Hay una cosa clarísima: en esta España cuarteada, hay sitios en donde se vive mejor, a la vez que se tienen cosas que en otras autonomías no existen. Las desigualdades entre comunidades son notorias, pero no públicas. Es decir: ya no somos iguales, según mandato constitucional. Por tanto, las citadas autonomías están violando la Carta Magna.

Aparte de esto, la economía de España mejoraría sensiblemente si desapareciesen estos “gobierninos”, que despilfarran millones y millones en viajes y gastos suntuarios y suntuosos; dar al pueblo soberano todo símbolo, aunque sea imaginario, para mostrar las “identidades”; contratación de “asesores” de todo tipo y jaez; duplicidad de servicios, así como contratación de personal “de confianza”, que no es otro que el tipo con el carnet del partido que pasa a englosar y englobar las plantillas descomunales de funcionarios de la CCAA; creación y promoción de organismos e instituciones a imagen y semejanza de los centrales, ya sean “embajadas”, cadenas de televisión, delegaciones,etc, etc.; coches suntuosos; dietas, kilometraje . . .

En fin, esto tendría que desaparecer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog